Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Más información

BENALAURÍA VIVE CON EMOCIÓN SUS TRADICIONALES ‘MANDAÍTOS’

Ayuntamiento de Benalauría  • ayuntamiento@benalauria.es  • 952152502

Ayuntamiento de Benalauría

Noticias


BENALAURÍA VIVE CON EMOCIÓN SUS TRADICIONALES ‘MANDAÍTOS’

El Viernes Santo es el día grande de la Semana Santa de Benalauría. Todavía de noche, poco antes de las 7 de la mañana, numerosos vecinos y vecinas se dirigen a la Iglesia de Santo Domingo de Guzmán para acompañar a la singular procesión de “Los Mandaítos”, principal acto diferenciador de la Semana Santa de Benalauría respecto a la de otras localidades.

        En esta ocasión la lluvia ha hecho que la estación de penitencia y su tradicional encuentro entre Nuestro Padre Jesús, la Virgen y San Juan se desarrolle en el interior de la Iglesia. La lluvia dio una tregua y las tres imágenes salieron por las calles cercanas al templo, aunque poco después se vieron obligados a portarlas nuevamente al interior al empezar a caer algunas gotas que anunciaban el regreso de la lluvia. Cabe subrayar en este punto que el atuendo de los portadores de las tres imágenes han sido creados por los mayordomos y mayordomas 2024 de la Iglesia de Santo Domingo de Guzmán.

     En condiciones normales, en el desfile procesional las tres imágenes permanecen juntas hasta el cruce de calle Estación con calle Iglesia, donde la procesión se divide de forma que Nuestro Padre Jesús toma la calle Estación mientras que la Virgen y San Juan son portados a través de calle Iglesia hasta La Plaza. En este punto se realiza el encuentro entre la Virgen, San Juan y Nuestro Padre Jesús en el que se reproduce un audio que pone voz a las imágenes para representar este momento de La Pasión. A partir de ahí, y mientras va amaneciendo, la procesión continua su bello recorrido por las estrechas y empinadas calles del pueblo hasta finalizar en la iglesia en torno a las 8:30 de la mañana.
     El Viernes Santo ha continuado a mediodía con la celebración del Vía Crucis, un acto litúrgico de tradición ancestral que se recuperó hace poco más de dos décadas y que este año se ha desarrollado en el interior de la Iglesia debido a la lluvia. La jornada ha seguido con la procesión del Santo Entierro y, ya por la noche si el tiempo lo permite, La Soledad recorrerá las calles del pueblo en un ambiente cargado de fervor, recogimiento y solemnidad.
     La Semana Santa es una fecha muy esperada en Benalauría a lo largo del año porque significa la vuelta de numerosos vecinos que, por diferentes circunstancias, residen fuera de la localidad. Las jornadas festivas también suponen un importante repunte del turismo rural debido a la llegada de visitantes que deciden pasar unos días en Benalauría para disfrutar de sus tradiciones, su gastronomía y su maravilloso entorno natural.