Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

PANADERÍA HERMANOS GUERRERO, 137 AÑOS DE NEGOCIO FAMILIAR

Ayuntamiento de Benalauría  • ayuntamiento@benalauria.es  • 952152502

Ayuntamiento de Benalauría

Noticias

PANADERÍA HERMANOS GUERRERO, 137 AÑOS DE NEGOCIO FAMILIAR

La panadería Hermanos Guerrero de Benalauría lleva 137 años elaborando y ofreciendo exquisitos productos creados de manera artesanal en las mismas instalaciones desde su fundación. Actualmente este negocio sigue desarrollando su trabajo a manos de los miembros de la cuarta generación de panaderos de una misma familia.
     Mayte Guerrero, gerente de la panadería Hermanos Guerrero y miembro de la cuarta generación de la saga familiar, ha explicado que la empresa fue inaugurada el Martes Santo del año 1882, día en que fue bautizada una de las hijas del bisabuelo de la familia y fundador del negocio: Miguel Guerrero, quien a modo de celebración decidió poner el horno de leña a disposición de todos los vecinos para que cocinasen sus alimentos. Este hecho se ha convertido en una tradición y sigue realizándose hoy en día todos los Martes Santos, cuando es habitual que numerosas personas acudan al establecimiento para cocinar carnes, dulces o verduras, alimentos que adquieren un sabor inigualable con la cocción en el interior del horno centenario.
     Por otro lado, la panadería Hermanos Guerrero de Benalauría continúa elaborando pan de la misma manera y con los mismos ingredientes con los que se hacía antaño, siendo el único secreto de su éxito el horno usado para la cocción. Este antiguo horno de barro, que lleva funcionando ininterrumpidamente desde que se inauguró la panadería, se alimenta exclusivamente se leña, lo que otorga a los productos un sabor exquisito y muy valorado por todos aquellos que los disfrutan. Además del horno, otro de los factores que han propiciado que la calidad del pan de esta empresa haya llegado a un nivel de excelencia es que el proceso de fermentación se realiza de manera totalmente natural, es decir, sin usar cámara de fermentación como se hace en la mayoría de las panaderías. En las piezas de pan, que suelen aguantar en perfecto estado para su consumo durante varios días, se pueden observar las muecas dejadas en la corteza por las manos del panadero, lo que da muestra de una elaboración tradicional en la que cada uno de los productos es tratado de manera individual. Además de pan, también elaboran dulces típicos como suspiros, magdalenas, mantecados, bizcochos o tortas de masa que, gracias al uso del antiguo horno, tienen un sabor y una textura inimitables.
     Mayte Guerrero ha recordado que en los últimos años desde la panadería Hermanos Guerrero están impulsando una serie de jornadas de puertas abiertas y talleres de repostería y panadería, actividades dirigidas a alumnos de diferentes colegios. En este sentido, ya han pasado por el establecimiento niñas y niños tanto de Benalauría como procedentes de escuelas de diferentes pueblos y ciudades.
     Por último, la gerente del negocio ha reconocido que le gustaría que, en un futuro, los jóvenes de la familia continuaran con la tradición y se convirtiesen en la quinta generación de la panadería Hermanos Guerrero de Benalauría.